Página principal

Oaxaca, septiembre 2007

En el acto de fotografiar el cuerpo femenino desnudo para el documental Susurros de luz de Alberto Resendiz, Nigenda reflexionó sobre el tacto como otra forma de mirar. En los textos de esta serie da cuenta de las sensaciones de ese sutil contacto corporal entre dos personas que no se ven pero se sienten recíprocamente, en un recorrido táctil que va de los pies al rostro de una mujer en espera de ser vista.

El acomodo del braille en esta serie es el más complejo de la obra de Nigenda. En estas piezas no sólo rompe con la disposición lineal de la escritura, sino que fragmenta palabras en líneas separadas, escribe de derecha a izquierda, o mezcla escritura horizontal y vertical.