Página principal

Oaxaca, febrero 2000

Este proyecto lo integran retratos de personas cercanas a Nigenda: familiares, amigos, alumnos y colegas de trabajo. A la mayoría de los retratados los conoció después de haber perdido la vista, razón por la cual no tenía una imagen visual de sus rostros. En los textos en braille los describe en función de la personalidad o carácter que percibió de ellos en la convivencia cotidiana.

El montaje de estos retratos busca reflejar dos aspectos: por un lado, el ámbito en que Nigenda se vinculó con ellos: familiar, de rehabilitación y fotográfico. Por otro, una suerte de línea del tiempo de esas relaciones, de izquierda a derecha, de la más antigua a la más reciente.